Mandala La Gran Flor

Mandala la gran flor

Pintar este mandala puede ayudarnos a recuperar el equilibrio físico y emocional. Por ello, siempre que sintamos molestias corporales, se aconseja colorear esta flor desde el exterior hacia el interior, empleando los siguientes colores:

  • Amarillo: Estimula el cerebro, el intelecto y mejora el estado de ánimo.
  • Azul: Proporciona tranquilidad interior y paz, activa la contemplación meditativa y despierta la intuición. Además regenera y refuerza las defensas del cuerpo.
  • Naranja: Aumenta el bienestar general, refuerza la confianza, vivifica y contribuye a la armonía entre el cuerpo y el espíritu.
  • Rojo: Mejora la calidad de la sangre, aumenta el apetito y estimula el metabolismo.
  • Verde: Mejora la capacidad de palabra y activa la mente, produce relajación y regenera el cuerpo y el espíritu.

Del libro Mandalas del Mundo de Shia Green.

Pintado con rotulares Faber Castell.